La móvil-dependencia y el cambio de formato de votaciones

Sin duda hablar de Operación Triunfo es hablar de un formato televisivo que tuvo un éxito increible con su nacimiento y que ha sabido adaptarse de forma maravillosa a las nuevas tecnologias y las formas de comunicación que han ido creciendo en la última década en nuestro pais y en todo el mundo.

Fue en el año 2001 cuando nació OT en España. No tardó en convertirse en un fenómeno social y alcanzar cuotas de audiencia como nunca antes se habia visto. Bisbal, Edurne, Rosa, Bustamante … y Carlos Lozano de presentador. Contaba, además, con el increible precio de que el ganador representaria a España en Eurovisión el curso siguiente. Y asi fué. La televisión ya habia cambiado un año antes con otro boom televisivo increible: la primera edición de Gran Hermano.

Internet existia, por supuesto, pero era todavia un embrión en comparación con lo que es ahora mismo. Las redes sociales daban sus primeros pasos y nadie las utilizaba con lo que la mayoria de horas que quemábamos en internet era para jugar a juegos, ver peliculas y bajarlas, piratear música con naptser, chatear y conocer gente nueva y por supuesto disfrutar de horas de entretenimiento con el clásico porno gratis xxx que todos miramos.

Las votaciones han evolucionado muchisimo también. Desde las clásicas llamadas a números de tarifación especial (906, 803 etc), las lineas 905 creadas a posteriori, el boom del sms y las actuales “apps oficiales” de cada programa donde se permite votar cómodamente desde el sofá de nuestra casa. Son de cualquier manera en programas de aislamiento de este tipo (donde los concursantes son apartados de su dia a dia y “encerrados” en un plató para competir) donde queda clara la actual dependecia del móvil que tenemos. Los concursantes sufren el no poder conectarse a internet tanto como no ver a sus familias. Y es que la adicción a subir fotos y videos a facebook, twitter e instagram es una realidad.

Las relaciones sentimentales son otro clásico de este tipo de concursos. Miles de parejas se han formado bajo las cámaras y cientos de ellas se han deshecho después. Algunas previo paso por todos los platós de cotilleos del momento. “La vida afuera” que se dice. Y sexo, mucho sexo. Del famoso “edredonning” de Gran Hermano a escenas cada vez mas subidas de tono de las últimas ediciones. Parecia que por momentos estábamos viendo escenas x del mismísimo pornhub. Las audiencias mandan y muchas veces las pasiones tormentosas, los celos y los cuernos han sido protagonistas de estas tórridas historias de amor. Concursantes olvidándose de sus parejas en la vida real y convirtiéndolos en cornudos mientras los pobres tienen que dar la cara en plató. El morbo convertido en televisión, en audiencia, en espectáculo. Tampoco podemos olvidar los casos de ex-concursantes que pasaron sin pena ni gloria por los realities y que luego se vieron obligados a relanzar su carrera y aprovechar su fama fugaz grabando porno en internet y haciéndose un nombre en redtube.

Lo que no se puede negar es que internet ha cambiado el guión de estos concursos y amenaza con introducir jugosas novedades a corto plazo. Estaremos atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *